¿Cómo y qué roban los clientes y empleados en supermercados?

¿Cómo y qué roban los clientes y empleados en supermercados?

15 de septiembre del 2017

Según el Censo Nacional de Mermas, las cifras del robo interno en los supermercado, en 2016, han aumentado dramáticamente, siendo las más altas en los últimos 15 años, con más de 116  mil millones de pesos.

Durante el Congreso Nacional de Comerciantes que se realiza en Santa Marta, Fenalco entregó los resultados del más reciente Censo Nacional de Mermas, realizado por la firma consultora We Team, con el apoyo de Tyco.

El informe indica que el 48% de la disminución del inventario, conocido técnicamente como merma, en almacenes y supermercados del país obedece a la modalidad de robo y alcanza una cifra de más de 226 mil millones de pesos.

El 51,3% de esta cifra corresponde a  robos cometidos por funcionarios o empleados del mismo establecimiento. También se logró establecer que 61% de los hurtos se realizan con la participación de bandas delincuenciales.

Así mismo, el 42,7% de la merma es el resultado de  hurtos realizados por los clientes, y este hecho alcanza una cifra cercana a los 97 mil millones de pesos.

Según la empresa encargada de realizar el informe, las condiciones económicas que impactaron negativamente en las ventas el año anterior, hicieron que este fenómeno tuviera un importante incremento.

El censo también señala que en 2016 creció 32% el número de carteristas al interior de los almacenes, registrando 1400 casos detectados. Por el contrario el robo en parqueaderos mostró una disminución del 18%.

Adicionalmente, el informe registra que las bandas organizadas de robo en supermercados siguen creciendo y cada vez se detectan menos casos, lo que permite concluir que las nuevas modalidades de robo son más elaboradas y cuentan con nuevas tecnologías.

El top 10 de los más robados

En el año 2016 los artículos de aseo personal ocuparon el primer lugar dentro los productos más robados, aunque no son de primera necesidad, son productos comercialmente activos, que tienen una alta demanda en mercados paralelos.

Atún y enlatados vuelven a ganar terreno y se ubican en el segundo lugar del ranking y gaseosas en el tercero. La categoría de digitales sale del  ranking dándole espacio a las pilas, que habían salido de la lista en años anteriores.

En general las modalidades de robo externo más frecuentes son: Sustracción de mercancías en bolsas de aluminio (22,3%), ocultar mercancías en prendas bolsos y carteras, fraude con documentos valores (10,3%), uso de desactivadores (8%) y consumo en la tienda ( 7,3%), entre otros.

Por su parte en el robo interno crece la modalidad de ponerse ropa del almacén (30,5%), complicidad externa (10,1), mercancía camuflada en ropa o maletines (9,3%) y fraudes electrónicos que han tenido una leve disminución.

Por región,  la Orinoquía mostró un incremento importante dentro del porcentaje de la merma, pasando a ser una región igual de crítica para el fenómeno. La Costa Atlántica y Pacífica muestran una leve mejoría, pero siguen siendo las zonas más afectadas. Centro del país y Occidente mostraron un mejor comportamiento y junto a oriente representan la parte inferior de la tabla.