Subastan “el dispositivo móvil” que Hitler uso para destruir

Subastan “el dispositivo móvil” que Hitler uso para destruir

5 de Febrero del 2017

Durante la Segunda Guerra Mundial, el dictador alemán Adolf Hitler utilizó la mayor cantidad de recursos que tuvo a su alcance para generar destrucción y muerte en su carrera por demostrar la superioridad de la raza aria y controlar parte de Europa. Sin embargo, durante sus últimos años de vida, la herramienta que utilizó y causó más terror y destrucción no fue ni armas ni bombas, sino un teléfono. Un teléfono rojo.

Con este teléfono, Hitler dictaba todas las ordenes desde el bunker en el que se refugió con su esposa durante sus últimos dos años de vida. Con este aparato, el famoso dictador organizó y ordenó la muerte de millones de judíos, gestionó la construcción de campos de concentración; era el medio de comunicación con sus oficiales y a través de él entregó las instrucciones de guerra para frenar el avance de los rusos que cada día se acercaban más a la victoria.

Lea también: El Atlenal, un coctel de tango y amor por ‘el verde’ en Envigado

A través de este teléfono, el tirano alemán dio sus últimas órdenes con vida: ejecutar al general Hermann Fegelein, su cuñado, por traición y prender fuego a los apartamentos que le pertenecían a él y a su esposa una vez se hubiesen suicidado.

Se dice que Hitler viajaba a todas partes con este teléfono, por  lo que  la compañía de subastas Alexander Historical Auctions lo ha denominado “el dispositivo móvil de Hitler para la destrucción”.

Este aparato es un modelo antiguo de Bakelite negro de la marca Siemens, al que el dictador mando a pintar completamente de rojo y grabar una esvástica. Además, aseguran que el teléfono fue obsequiado por Wehemacht, la fuerzas armada de la Alemania nazi.

El teléfono fue encontrado en 1945 por soldados soviéticos y luego entregado a un oficial británico quien se lo llevo a Reino Unido y lo escondió por temor de que lo acusaran de saqueo. El oficial le entregó el teléfono a su hijo antes de morir, quien decidió venderlo como un recuerdo de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. “Es una cosa bastante desagradable, tan siniestra como el teléfono”, afirmó Ranulf Rayner.

Además: El Comandante que sí tenía rating

El teléfono que Adolf Hitler utilizó durante los dos últimos años de la Segunda Guerra Mundial será subastado el próximo 19 de febrero, según lo informó la casa de subastas norteamericana Alexander Historical Auctions.

Este teléfono es una reliquia para los fetichistas de la historia. Tanto así, que la casa de subastas lo ha denominado en su página web “probablemente el arma más letal de todos los tiempos, ya provocó la muerte de millones de personas en todo el mundo”.

La Casa de subastas Alexander Historical Auctions fue la única que accedió a oficiar la subasta. Se estima que el precio de este teléfono ronda los 20.000 o 30.000 dólares