Historias

¿El déficit del transporte público en Bogotá estallará en 2017?

1 de enero del 2017

En los últimos días el Secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, ha expresado que el Distrito ya piensa en los planes que tendrá el transporte público en la ciudad durante el 2017: “Los pasajes de Transmilenio podrían subir este año”.

Lea también: (VIDEO) Accidentes de SITP que acabaron con la vida de más de 50 personas en el 2016

En redes sociales algunas personas expresaron su malestar por llegar a pagar más caro sin que el servicio mejore, aspecto que según los usuarios resulta injusto.

KienyKe.com consultó un experto en movilidad para aclarar el porqué de las tarifas que tanta controversia genera entre los bogotanos.

“Es necesario subir las tarifas porque Transmilenio recibe y gasta casi lo mismo, pero el problema está en el SITP que sí está 500 o 600 pesos en déficit (por tarifa)”, afirmó Fernando Rojas Parra, experto en movilidad

El problema para el profesor de la Javeriana y el Rosario es que cubrir la deuda del sistema integrado es una maniobra que, por lo menos hoy, parece imposible: “Si las personas ven que los pasajes de los buses rojos quedan en 2200 y  los azules en 1900, como seguramente pasará, van a querer emigrar al carro o la moto así tengan que esforzarse económicamente por el mal servicio del transporte público”.

Además le puede interesar: ¿Por qué se estrellan los SITP en Bogotá?

En plata blanca, que Transmilenio abarque el problema que arrastra el Sitp resultaría catastrófico porque las personas podrían optar por otros medios de transporte y subir las tarifas, aunque sea necesario, no resolverá el vacío que actualmente tiene el músculo financiero del SITP.

“Los operadores del servicio integrado le deben a los bancos tres billones de pesos, dinero que no pueden pagar y deuda que genera una cancelación monetaria de las entidades bancarias”, señaló Rojas.

Alt Cuál será el precio de Transmilenio y Sitp en 2017

¿Qué significa esto?

Si los operadores no pueden prestar el servicio del transporte público porque no tienen el dinero para pagar su déficit, se verían obligados a sacar los buses de circulación para evitar la quiebra: “En 2017 muchas personas se podrían ver afectadas si esto no se soluciona en los contratos de la entidad”.

El experto sugiere un plan de desarrollo que en verdad respalde la crisis del sistema integrado: “Se piensa en el Metro de Bogotá y en que el SITP se convierta en un alimentador del Transmilenio, pero si no se actúa antes de estos proyectos a futuro, cualquier intervención será un fracaso”.

Los contratos entre los operadores y el estado deberían replantearse para que los 3 billones de pesos se puedan pagar de alguna forma. Sin embargo, en caso de no llegar a ningún acuerdo, el peso de la deuda podría caer en los ciudadanos: “Si no arregla esta complejidad los afectados seremos todos”.

Igualmente, Fernando Rojas sugiere una intervención del Gobierno Nacional porque si el déficit cae en los hombros de los bogotanos solo “se cerraría un hueco para abrir uno más grande”.

“De algún lado se tiene que evitar la quiebra y como una válvula de escape tendrían que disminuir la inversión social para que esta plata pase al transporte público”, puntualizó el experto.

Rojas, aunque prefiere no adelantarse, teme que en 2017 los problemas del Sistema Integrado del Transporte Público generen un caos en Bogotá porque “el tiempo parece agotarse y las soluciones viables parecen no llegar”.