Mercachifles de información

Mercachifles de información

26 de Enero del 2017

Hace poco circuló en las redes sociales de alguien, con un nivel de reconocimiento local, un mensaje acerca del papel de los periodistas y los comunicadores, en el que dejaba muy mal paradas a las personas que tenemos como profesión la comunicación social.

El mensaje reducía nuestra carrera a simplemente vender información. Sobra decir que es muy desafortunado, es algo así como decir que el médico solo sirve para recetar acetaminofén.

Lo curioso y grave de esta publicación no es ni siquiera lo que dice, cada quién puede opinar lo que quiera sea acertado o no. Lo paradójico es que lo diga una persona que según sus mismas redes sociales busca la inclusión.

Es grave que alguien que se auto denomina ‘incluyente’ y habla de la erradicación de prácticas racistas y discriminatorias socialmente aceptadas y reproducidas, emita semejante juicio de valor que estigmatiza, discrimina e insulta a todo un grupo de profesionales.

Pero es aún más grave que en su rectificación escrita tenga este aparte: “aunque no encuentro aún muchos argumentos técnicos”, y proceda a disculparse por algo de lo que, según parece, aún no está convencido.

Esa persona y muchos de los personajes públicos no deben olvidar que se deben a los medios de comunicación. En este caso particular, sus amigos “mercaderes y mercachifles” como los denominó, son los que visibilizan toda su labor.

Sin embargo y para que estemos claros me gustaría aclarar algo. Los comunicadores no somos mercaderes de información. Somos profesionales en gestionar, analizar y entender  la comunicación, estudiando las relaciones entre los cambios sociales y los cambios comunicativos.

De lo anterior a mercachifle hay una diferencia bastante grande.

WhatsApp Image 2017-01-23 at 18.12.44

** Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.