Un año sin Juan Gabriel

Foto: wikimedia

Un año sin Juan Gabriel

28 de agosto del 2017

“Querida”, “El Noa Noa”, “He venido a pedirte perdón”, “Me he quedado solo” son algunos de los éxitos que durante 66 años cosechó el compositor más conocido que ha dado México, Alberto Aguilera Valadez, más conocido como Juan Gabriel.

Desde niño, la vida de Juan Gabriel estuvo marcada por dificultades. Su padre, Gabriel Aguilera Rodríguez, era un campesino, que tras incendiar varios terrenos tuvo muchos problemas y empezó a sufrir demencia. Fue internado en un hospital psiquiátrico en el que falleció.

A los cinco años, Alberto fue enviado a un internado por su madre. Con tan solo tres años sufrió el abandono de su familia. En una entrevista el artista comentó que fue hasta su adolescencia que pudo perdonar a su mamá.

A los 13 años conoció a sus hermanos. A pesar de las distintas situaciones por las que pasó, en el refugio conoció a personas que lo guiaron en su vida. Una de ellas fue Micaela Alvarado, que fue prácticamente su mamá.

También conoció al profesor ‘Juanito’, que fue una figura fundamental en su carrera artística. Le enseñó a tocar la guitarra y el piano; sobre una tabla el profesor pintaba las teclas. En su honor, Alberto adoptó el nombre artístico de Juan y Gabriel por el nombre de su padre.

Alberto escapó a los 13 años del refugio. Se dedicó a vender artesanías en la calle, mimbre y hojalatas. A los 14 años volvió con su mamá y hermanos. En ese tiempo se ganó la vida vendiendo  burritos.

Para esa época escribió su primera canción, “La muerte del palomo”, en honor a su padre. Alberto apareció en un programa de televisión de Ciudad Juarez llamado “Noches Rancheras”, allí lo conoció Raul Loya que lo bautizó como “Adán Luna”.

Después tuvo la oportunidad de trabajar en el célebre bar ‘Noa Noa’, lugar que inmortalizó en una de sus canciones. Allí tuvo éxito a pesar de todavía ser menor de edad. Mientras tanto Alberto trabajó lavando ropa de prostitutas, así conoció a Mercedez Alvarado que fue su ‘protectora’.

‘La meche’ se convirtió en su mejor amiga. Vivieron en un hotel juntos cuando aún no era famoso. Ella fue una de las personas más cercana a él . El éxito que tuvo en el ‘Noa Noa’ se replicó en otros centros nocturnos donde se presentaba como ‘El hawaian’.

Alberto ya estaba listo para viajar a México, allí no logró llamar la atención de las disqueras, se quedó sin dinero y tuvo que regresar a Juarez. Cuando llegó, una noche que estaba cantando fue abordado por un productor de una compañía discográfica que le aconsejó volver a México.

En esa época fue acusado de robo falsamente. Después de 18 meses salió de la cárcel con la ayuda de la cantante Enriqueta Jimenez, conocida como ‘la prieta linda’, que iba a cantar a la cárcel y se dio cuenta del talento de Alberto. Fue precisamente con ella que grabó el tema ‘Noche a Noche’.

Su primera etapa artística fue en 1971 cuando adoptó el nombre Juan Gabriel. Emprendió la producción del disco ‘Alma Joven’. Se posicionó en el primer lugar de las listas con el tema ‘No tengo dinero’.

En 1971 viajó a Venezuela para presentarse por primera vez en televisión. Por su estilo de baile fue rechazado en varios programas. El joven estaba disfrutando el éxito y el dinero que nunca tuvo. 

Tres años después, el 27 de diciembre de 1974 su madre falleció. Esta pérdida llevó a Juan Gabriel a componer uno de sus más conmovedores temas ‘amor eterno’. Sin embargo, no fue él quien la interpretó, la española Rocio Durcal lo hizo. Ella se desempeñó como una de sus principales interpretes.

Además de ser cantante y compositor, grabó cinco películas. Fue compañero de los actores más famosos de esa época. Las ventas de sus discos acumularon más de 20 millones de unidades en 1980. Una de sus más famosas presentaciones se dio en los 90’s en el Palacio de las Bellas Artes. Lo acompañó la Orquesta Sinfónica Nacional de México.

Juan Gabriel se encontraba en medio de la gira ‘México es todo’ en EE.UU. el 19 de agosto de 2016. El 27 de agosto dio su último concierto en los Ángeles. El 28 de agosto falleció en su apartamento,en la playa de Santa Monica, California, de un infarto.