El asesinato de una joven conmociona a un país sin homicidios

El asesinato de una joven conmociona a un país sin homicidios

24 de Enero del 2017

En uno de los países con la tasa más baja de homicidios del mundo, la desaparición y muerte de una joven de 20 años ha consternado a Islandia.

Birna Brjánsdóttir había desaparecido el pasado 14 de enero, después de que estuviera bebiendo en los bares de Reykjavik. Chicago Tribune afirmó que según sus familiares, Birna acababa de pasar por una ruptura amorosa y estaba dejando el bar después de atender el festival anual de bandas indie.

Lea también: La cantante que hizo famosa la lambada fue incinerada dentro de un carro

Las últimas imágenes que se tienen de ella fueron capturadas por las cámaras de seguridad de la zona, en las que se ve caminando a traspies por la ciudad con un kebab en su mano. La joven vestía un pantalón negro, una chaqueta con capucha y botas y apenas podía mantenerse en pie. La joven pasa cerca a tres personas, quienes no le ponen atención, y continua su camino, saliendo del campo de visión de la cámara.

La policía rastreo su teléfono hasta la costa de Reykjacik, donde fue apagado. El último rastro que se encontró de ella son sus zapatos, hallados en el puerto de Hafnarfjordur, al sur de la ciudad, cerca del muelle donde estaba amarrado el barco groenlandés, ‘Nanoq Polar’. Este barco zarpó en la noche de la desaparición, pero los miembros de la policía élite de Islandia les impidieron abandonar el país, interrogaron a la tripulación y volvieron a la ciudad con los dos marineros bajo custodia.

Según las autoridades, estos dos marineros habían alquilado un caro esa noche, donde se encontró rastros de la sangre que se estima es de Birna Brjánsdóttir, y que fue visto cerca al lugar por el que pasó la joven y en el puerto, alrededor de las 6:30 de la mañana.

Además: Vigilante asesinó a director del Aeropuerto del Tolima

Poco después de capturar a los dos marineros e interrogarlos, quienes negaron cualquier implicación en la desaparición de Brjánsdóttir, se lanzó una operación de búsqueda y rescate que es considerada por los medios locales como la más grande de la historia de la nación y contó con la participación de 725 voluntarios.

La operación de búsqueda no encontró nada. Sin embargo, el domingo un helicóptero de la guardia costera identificó algo al pasar por una playa al sur de la capital, cerca al faro: un cuerpo.

Un portavoz de la policía ha dicho que “de momento no se ha podido determinar la causa de muerte”, pero las autoridades están tratando el caso como a un asesinato. Los sospechosos siguen bajo custodia y se han declarado inocentes. La policía todavía no tiene pruebas concluyentes.

La muerte de Birna Nrjánsdottir tiene consternado a Islandia, las personas siguen el caso y cada descubrimiento del mismo.

Islandia es un país de 330.000 habitantes, donde los policías andan desarmados, y el año con mayor número de homicidios fue en el 2002, con cuatro homicidios pero ha tenido tres años en los que no ha habido ninguno. Normalmente, los pocos asesinatos que se registran están relacionados con consumo de alcohol y problemas mentales.