Alias “Orejas” confesó cómo violó y asesinó a un joven dentro de la cárcel

Alias “Orejas” confesó cómo violó y asesinó a un joven dentro de la cárcel

13 de Enero del 2017

En los últimos días del 2016 se conoció el escabroso caso del joven de 18 años, Cristian Stiven Morales Sanabria, que fue violado y asesinado en la cárcel La Modelo a manos de Jonathan Alexander Taborda Uribe, alias “Orejas”, un homicida que paga condena en el centro penitenciario y que, según algunos internos, es uno de los líderes del poder criminal detrás de las rejas.

Sin embargo: El documento con el que acusarán a Rafael Uribe por el crimen de Yuliana

Este jueves “Orejas” aceptó la culpa en la audiencia de imputación de cargos en la sala 302 de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Puente Aranda. Morales, que fue llevado a la cárcel por lesionar a otra persona en una riña, lo había denunciado días previos al atroz crimen.

El homicida le arrebató de un tajo la vida a Stiven porque le comunicó a las autoridades que él extorsionaba a otros presos en compañía de otros cuatro hombres, sus “guardaespaldas”.

Según la denuncia, 150.000 pesos le pidieron a Morales Sanabria para dejarlo en paz dentro del patio y, lleno de miedo, se negó a entregar este dinero debido a la situación económica que vive su familia. Por eso decidió denunciar al hombre, decisión que terminaría con su vida como él mismo lo predijo en una de las últimas charlas con su abogada: “Me dijeron que si hablaba me iban a cortar la lengua, me iban a violar y asesinar”.

Esta confesión resulta siniestra, pero a final de cuentas, una realidad de la que no pudo escapar. El homicida no solo aceptó la imputación de cargos, también narró cómo ocurrieron los hechos el sábado 17 de diciembre.

Además le puede interesar:“Es muy fácil atentar contra un policía”

Morales esperaba recibir la detención domiciliaria con su abogada defensora luego de denunciar a “Orejas”, que había sido trasladado al pabellón de unidad mental. Sin embargo, el joven de 18 años se quedó a la espera de esta solicitud.

A pesar de ser diagnosticado con esquizofrenia paranoide (enfermedad mental), el hombre regresó al patio y cuando Cristian Stiven lo vio llegar, supo que su calvario empezaría.

El joven de 18 años hizo todo lo que le pedía “Orejas” para estar fuera de peligro. Ese día, el sábado 17 de diciembre, fue obligado a realizar el aseo de todo el patio, una tarea que lo dejó exhausto.

Pasaron algunos minutos y se dirigió al baño, tal vez por algo de agua debido al desgaste físico. Allí fue acorralado por Alexander y sus guardaespaldas, que vigilaron la puerta para que éste pudiera violar y asesinar a Morales Sanabria.

Cuando salieron del lugar, dejaron el cuerpo del joven colgado con una sábana, como si fuera una película de terror.

Aunque aún no se sabe la condena, la cual se dictará en las próximas audiencias, “Orejas” todavía paga una sentencia de 17 años tras asesinar a su esposa en la ciudad de Medellín. Con el homicidio de Morales y la extorsión a los nuevos presos que llegaban a La Modelo, la permanencia para el hombre en el centro penitenciario se alargaría mucho tiempo más.