Judicializados ocho presuntos ladrones de SITP

Judicializados ocho presuntos ladrones de SITP

6 de septiembre del 2017

La Fiscalía General de la Nación judicializó a ocho personas presuntamente responsables de los tres hurtos cometidos en los buses de servicio público SITP en el occidente de Bogotá, a finales del pasado agosto.

Dos de los sospechosos fueron cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, cuatro más quedaron con detención domiciliaria y a las dos restantes el juzgado les impuso medida no privativa de la libertad.

Los hechos 

El 28 de agosto  se logró la captura de Cindy Katerine Marín Quintero y otro hombre, que minutos antes habrían recogido en un taxi a dos menores de edad para luego robar uno de los buses del sistema en el barrio Bonanza. Las autoridades interceptaron el vehículo y encontraron siete teléfonos celulares.

Marín Quintero no aceptó los cargos de hurto calificado en concurso homogéneo y sucesivo en concurso con uso de menores para la comisión de delitos, por ello el Juez 36 con función de control de garantías le impuso medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria.

Entretanto, los menores fueron puestos a disposición de la Unidad de Responsabilidad Penal para Adolescentes, donde aceptaron cargos y fueron cobijados con medida de internamiento preventivo.

El segundo caso se dio el 29 de agosto a las 9 de la noche en el barrio Montevideo de la localidad de Fontibón, donde tres hombres intimidaron con armas blancas a los pasajeros de un bus SITP, apoderándose del dinero y los celulares de los pasajeros. Las autoridades lograron interceptarlos cerca del lugar.

En audiencias concentradas la Fiscalía les imputó el delito de hurto calificado y agravado, en calidad de coautores, a José Álvaro Espejo, Jonnatan Stiven Góngora y Guillermo Vásquez Cuenca, quienes no aceptaron su responsabilidad. Los dos primeros fueron remitidos a establecimiento carcelario y el último permanece con detención domiciliaria.

Finalmente, el tercer caso también ocurrió el 29 de agosto a las 10 de la noche en el barrio Modelia, donde la Policía realizaba un patrullaje de control y escuchó voces de auxilio desde un bus. Al subir al vehículo los pasajeros indicaron que los cuatro sujetos del pasillo los habían intimidado con arma blanca para despojarlos de sus pertenencias y que alcanzaron a hurtar a una mujer.

En la URI de Engativá la Fiscalía les formuló imputación por el delito de hurto calificado y agravado consumado; así el Juez 7 con función de control de garantías impuso medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria para Anderson Javier Peña Álvarez y Wilkersson David Gutiérrez Calderon y, medida de aseguramiento no privativa de la libertad para Edward Yamir Garzón Loaiza y Jhon Stiven Martínez Fonseca, quienes tendrán que presentarse periódicamente y tienen la prohibición de salir de su residencia ente las 6 p.m. y las 6 a.m., así como para salir del país.