Tres magistrados del Meta bajo la mira por corrupción

Tres magistrados del Meta bajo la mira por corrupción

10 de julio del 2017

Tres magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior del Meta se enfrentan a juicio luego de que la Fiscalía los señalara de formar parte de una red de funcionarios judiciales que favorecían a delincuentes a cambio de favores y sobornos.

Los magistrados señalados son Fausto Rubén Díaz Rodríguez, Alcibíades Vargas Bautista y Joel Darío Trejos Londoño quienes son acusados de los delitos de concierto para delinquir, falsedad material e ideológica en documento público, cohecho por dar u ofrecer y prevaricato por acción. Los magistrados no aceptaron cargos.

Los tres funcionarios son señalados de favorecer durante tres años a miembros de bandas criminales y otra serie de delincuentes para que no fueran investigados.

La Fiscalía aseguró en la imputación de cargos que cuenta las pruebas de las acusaciones, en las que, manifiesta, demostrarían que los tres magistrados benefició a diferentes delincuentes como alias Pijarvey, uno de los principales jefes de las bandas del Llano, quien recibió casa por cárcel a pesar de tener una condena de 30 años de prisión y se encuentra prófugo de la justicia. Además, habría recibido, en el primer semestre de 2013,  $150 millones como parte de una promesa por mil millones de pesos para favorecer a través de un recurso de apelación a Smith Bayardo Parra alias ‘manopicha’ y su esposa Marbely Sofía Jímenez, condenados por homicidio y tentativa de homicidio.

En las pruebas se detalla la manera en que los funcionarios recibían millonarias sumas de dinero, o lujosas estadías en hoteles, con todo pago, con licores, mujeres y otros, por sus “buenos servicios”. ” Pago de estadías en un balneario con todos sus consumos y compañía de mujeres, durante 2012, 2013, 2014″, señaló la fiscal del caso entre las pruebas. Este pago, según el ente de control, se realizó a través del abogado de la oreja José Velásquez Florez, quién entregó el dinero en a cabaña Palo Verde de Apiay- Meta.

El ente acusador determinó que entre 2010 y 2015 el magistrado Fausto Díaz registró movimientos bancarios por $927 millones; Joel Trejos Londoño recibió consignaciones por $255 millones; y para Alcibíades Vargas la cifra se acerca a los $244 millones.

Por la gravedad de los delitos la Fiscalía General le solicitará a un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá que emita medida de aseguramiento. Por petición de los abogados, la diligencia judicial quedó reprogramada para el próximo viernes.