Ahora todos los colombianos son donantes de órganos

Ahora todos los colombianos son donantes de órganos

4 de Febrero del 2017

Desde este sábado 4 de febrero entrará en vigencia la Ley 1805 del 4 de agosto de 2016 que le autoriza que al momento de la muerte, los órganos y tejidos de los ciudadanos sean donados a menos de que la persona exprese su deseo de no ser donante en vida.

Según la ley, esta medida sólo podrá aplicarse en el caso de que el fallecido deje en vida un documento en el que exprese su deseo de no ser donante y que esté autenticado y registrado en el Instituto Nacional de Salud. Según la ley,  “la voluntad de donación expresada en vida por una persona solo puede ser revocada por ella misma y no podrá ser sustituida por sus deudos y/o familiares” .

Lea también: En Colombia hay déficit de sangre

De no ser ese el caso, sin importar la negativa de las familias, los médicos podrán retirar los órganos aptos para ser donados.

La nueva reglamentación también estipula que los menores de edad podrán ser donantes de órganos y tejidos “siempre y cuando sus representantes legales expresen su consentimiento informado para la donación de órganos y/o tejidos dentro de las ocho (8) horas siguientes a la ocurrencia de la muerte cerebral”. Además, prohíbe la donación y uso de los órganos y tejidos de los niños no nacidos abortados.

Entre las otras estipulaciones se encuentran las penas para los que trafiquen, compren, vendan o comercialicen de cualquier forma con componentes anatómicos, que tendrán una pena de tres a seis años de cárcel. Y prohíbe que los extranjeros no residentes sean receptores “salvo que el receptor sea cónyuge o compañero permanente, pariente en cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil, del donante” o cuando el Ministerio de Salud compruebe que los tejidos disponibles cubren la demanda interna.

Además: Mayores de 60 años también pueden donar órganos

Asimismo, exige que si el receptor es el cónyuge o compañero permanente, se compruebe una convivencia de dos años o más.

En los casos en que dos personas que estén a la espera de un transporte de órganos y tejidos y sean médicamente compatibles, con el mismo nivel de gravedad “el órgano o tejido será trasplantado a la persona que hizo expresa su voluntad de ser donante de órganos y tejidos y se encuentre identificada como tal”.

Con esta medida, casi tres mil personas que están a la espera de un donante se verán favorecidas.