Corrupción en salud, turno para congresistas

29 de Octubre del 2018

El senador Luis Eduardo Díaz Granados, del partido Cambio Radical, y el exrepresentante a la Cámara, Cristóbal Rodriguez, del Partido de la U, están a punto de ser investigados por la Corte Suprema de Justicia, después de que la Fiscalía General compulsara copias por supuestos actos de corrupción en el sector de la salud.

El organismo acusador señaló que la fiscal de conocimiento del caso que los investiga le pidió al alto tribunal de Justicia la verificación de si existe o no el mérito de indagar sobre las acciones de los congresistas “quienes en las evidencias recaudadas son mencionados por las personas que han sido imputados en el marco de la investigación ‘Quirófano'”, señaló, caso que fue conocido la semana pasada.

Esta operación, adelantada por la Fiscalía en sistema de salud, resultó con el hallazgo de una presunta red que manipulaba el sistema por medio de sobornos a altos cargos.

Rodríguez y Diáz Granados, según la Fiscalía, habían tomado decisiones administrativas para favorecer algunos Institutos Prestadores de Salud (IPS). Sin embargo, el ente investigador todavía no ha dejado claro cuáles fueron las entidades, ni qué tipo de favores hicieron los implicados en este nuevo escándalo de corrupción que los llevaría a ser juzgados por la Corte Suprema.

Por dicha operación, el pasado viernes 26 de octubre, fue capturada la superintendente delegada de Salud, Eva Katherine Carrascal Cantillo y el expresidente de Cafesalud EPS, Guillermo Enrique Grosso Sandoval, debido a que según dice la Fiscalía, habrían participado en una red de corrupción para manipular el sistema de salud y favorecer particulares y políticos.

Al parecer Carrascal habría recibido coimas mensualmente a través de cheques y en efectivo, e incluso habría obtenido una participación accionaria en una EPS, para favorecer a varias entidades promotoras de salud (EPS) como Cafeslud y cajas de compensación.