Santos arrancó como profesor en Harvard

12 de Octubre del 2018

“Lección uno para mis estudiantes: siempre hagan lo correcto, no lo popular”, aconsejó este viernes el expresidente Juan Manuel Santos. Tal como lo prometió, después de dejar la presidencia de la República, su futuro lo dedicará a la docencia y a su familia. El exmandatario publicó a través de su cuenta de Twitter una fotografía desde Harvard Kennedy School, ubicada en Cambridge (Massachusetts), Estados Unidos, donde ya comenzó a participar en un programa de políticos que dictan conferencias y clases a líderes destacados.

El expresidente colombiano forma parte del Programa Angelopoulos de Líderes Públicos Globales que ofrece a dirigentes del mundo, que están saliendo de la vida pública o de otras posiciones de liderazgo, la oportunidad de pasar tiempo en la Escuela, reflexionando, enseñando, aprendiendo e investigando. Su participación se extenderá hasta mayo de 2019

El pasado 7 de agosto Santos le dijo adiós a la Casa de Nariño, para que Iván Duque pudiera tomar las riendas del país. Entre amores y odios, se llevó consigo la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, la guerrilla más antigua de Latinoamérica, lo que lo llevó a se homenajeado con el Premio Nobel de Paz en el 2016.

Aun cuando la firma de los acuerdos tienen tanto detractores como partidarios en el país, Santos siempre advirtió que su propósito fue la “búsqueda de la paz” y aunque el propio Secretario General de las Naciones Unidas Antonio Guterres dijo esta semana ante el Consejo de Seguridad del organismo que “hay fragilidad” en la implementación de los acuerdos”, se avanzó en la participación política de los ex miembros guerrilleros y en la comparecencia ante la Jurisdicción Especial para la Paz, entre otros puntos, que han sido reconocidos recientemente por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al conocer el cuarto informe de la Misión de Verificación en Colombia.

Santos, antes de dejar la presidencia fue claro al señalar en que se alejaría de la política colombiana, con el objetivo de no intervenir en las decisiones de la nueva administración y respetar los nuevos procesos que se pretenden implementar. Y así lo ha hecho, se ha mantenido al margen de las medidas realizadas por Iván Duque, sobretodo en las decisiones relacionadas con el Proceso de Paz y las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional (Eln).