Suicidio del concejal Albán en cárcel consterna a Venezuela

8 de Octubre del 2018

Este lunes, la oposición venezolana recibió con dolor la noticia de que el concejal por el municipio Libertador, Fernando Albán, falleció en uno de los calabozos del Servicio Boliviariano de Inteligencia (Sebin). 

El problema ha surgido de las causas que se señalan de su deceso. Mientras que para el chavismo el político opositor se suicidó al lanzarse de un décimo piso, para la oposición Albán no tenía motivos para hacer eso y lo más probable es que fue supuestamente asesinado. 

“Es imposible que se suicidara. Era una persona de profunda convicción católica (…) Estamos golpeados, dolidos. Venezuela no puede ser un país de torturadores, de muerte”, dijo en un video publicado en Twitter el expresidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges. 

Por su parte, Tareck el Aissami, fiscal general de Venezuela, informó que su muerte fue un suicidio y se produjo tras lanzarse del décimo piso de la sede del Sebin en Caracas. 

Diputados como el opositor Henry Ramos Allup también pusieron en duda la versión oficial: “El gobierno es el único responsable de la muerte de Fernando Albán. Estaba vivo, incomunicado y detenido en el Sebin Plaza Venezuela. Inverosímil la versión oficial del suicidio”. 

Albán fue encarcelado como parte de las actuaciones de las autoridades venezolanas tras el intento de atentado que sufrió el presidente de dicho país, Nicolás Maduro (4 de agosto). El concejal fue señalado como uno de los actores intelectuales del hecho y desde el 5 de octubre fue recluido. 

El chavista disidente Nicmer Evans solicitó a la comunidad internacional abrir una pesquisa independiente sobre los sucesos que rodearon el hecho, y coincidió con la oposición en que se trata de un asesinato por parte del régimen de Maduro.