Uribe, contrario a ampliar el periodo de alcaldes

18 de Octubre del 2018

En la mañana de este jueves, el expresidente Álvaro Uribe expresó en Twitter que en medio de las deliberaciones en el Congreso sobre el proyecto de reforma política, que ha generado polémica por implicar una posible extensión de los periodos de los actuales alcaldes y gobernadores, no respalda este último punto. 

“Mejor reelección inmediata de alcaldes y gobernadores que prórroga de periodos. Unificar periodos crea monopolios de partidos. Elecciones frecuentes obligan a trabajar con la comunidad y evitan burocracias apelmazadas”, escribió en Twitter. 

El pasado martes 16 de octubre, el proyecto presentado por Cambio Radical pasó su segundo escollo al ser avalado por la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, con lo que le queda los debates en plenarias, con el plazo máximo del 16 de diciembre (fin de la Legislatura), para su aprobación. No obstante, el tema del “mico” que se coló con el tema de alcaldes y gobernadores mantiene su controversia. 

Con el respaldo de Uribe a tumbar ese “mico”, se amplian las posibilidades para que sea respetado el periodo estipulado en las anteriores elecciones regionales y locales, con la contraoferta de permitir a los mandatarios locales presentarse a reelecciones inmediatas para un periodo, algo que de momento no está contemplado en la ley. 

También, al referirse a que “unificar periodos crea monopolio de partidos”, el expresidente se expresa en la misma línea de los congresistas de la oposición, ya que estos consideraron desde la radicación del proyecto que dicho punto consistía en una amenaza para la democracia colombiana. 

El representante Mauricio Toro (Alianza Verde) aseguró con anterioridad a Kienyke.com que “lo que están pretendiendo los partidos tradicionales es violar la Constitución de una manera tajante, de frente y sin pena. Es un acto inconstitucional que además cambia las reglas de juego para los ciudadanos que han elegido a esas personas. Antes no permitían que la ciudadanía frenara a los alcaldes en pleno periodo, pero ahora hacen todo lo contrario y pretenden que las elecciones se hagan todas juntas, en beneficio de la ostentación del poder tradicional. Es gravísimo”. 

Se abre pues la puerta para que se frente el polémico punto sin que esto implique necesariamente que se tumbe toda la reforma ni los aspectos que podrían ser positivos para el país.