Pumas, tigrillos, ocelotes habitan los bosques cercanos a Medellín

Pumas, tigrillos, ocelotes habitan los bosques cercanos a Medellín

4 de febrero del 2017

En la zona urbana de Medellín y el Valle de Aburrá hay biodiversidad, y muestra de ello son las ardillas que se ven correr entre los árboles, las zarigüeyas – que por estigmatización no tienen la mejor suerte –, las guacamayas que deleitan con su vuelo y sus colores, los gavilanes atentos a sus presas, los búhos, las lechuzas y otros cientos de aves, en los bosques cercanos a las ciudades es aún mayor. El registro de pumas, tigrillos, olinguitos y puerco espines, entre otras especies, sorprende.

Apenas a 20 o 30 minutos del bullicio de la ciudad, cámaras trampa de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, y de otros municipios del sur, como Envigado, han registrado en los últimos años cerca de 35 especies de mamíferos, seis de ellos clasificados bajo algún tipo de amenaza por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Sí, pumas, tigrillos lanudos, olinguitos, puerco espines, yaguarundís, cusumbos de montaña, cusumbos solos, perros de monte, zorro perros, comadrejas, tayras y conejos salvajes tienen su hábitat en los bosques del corregimiento de San Cristóbal, el Alto de San Miguel, El Escobero, La Romera y otros sectores aledaños.

Lea también: Usted tal vez no vuelva a ver estas increíbles especies animales

Un llamado para ayudar a su conservación

Aunque esto es muestra de que todavía hay ecosistemas bien conservados que garantizan la existencia de estas especies, también hay preocupación porque cada vez la presión urbanística sobre las laderas y el desarrollo de infraestructura vial disminuyen el territorio donde pueden habitar.

Hace pocos días, un zorro perro fue retirado por parte de la Policía Ambiental de un mall comercial del sector de San Lucas, en el Poblado. Además, hay registro de atropellamientos de esta especie en la loma de El Escobero en Envigado y la avenida Las Vegas.

zorro-perro-cortesia-750

Juan Manuel Obando, ingeniero forestal investigador del Sistema Local de Áreas Protegidas de Envigado, al ser consultado por KienyKe.com, manifestó que aunque se han hecho esfuerzos para estudiar y proteger a estos animales, aún corren muchos riesgos por la expansión urbana y el desconocimiento de la ciudadanía.

“Nos expandimos como ciudad desconociendo la biodiversidad del territorio. Muchas acciones pudieron ser preventivas para mitigar el impacto sobre la fauna, pero por desconocimiento se cometieron muchos errores”, aseguró el experto.

Según Obando, estas especies viven muy cerca de nuestras casas, pero se ven afectadas por la pérdida de hábitat debido a la deforestación para dar inicio a urbanizaciones y  parcelaciones o con la construcción de carreteras que aíslan y fragmentan sus ecosistemas.

Le puede interesar: ¿Cómo salvarle la vida a un animal silvestre, si se lo encuentra en Bogotá?

En Envigado, donde realizó una investigación sobre el atropellamiento de fauna en una vía conocida como El Escobero, el ingeniero conoció el impacto que tiene una carretera sobre los animales. “Más del 50% de los mamíferos no volares de los bosques de la zona son atropellados. De las 35 especies que habitan el sector, 25 han muerto en la vía bajo las llantas de los vehículos”.

De hecho, en el Valle de Aburrá se supo que el yaguarandí habitaba el territorio porque fue atropellado en El Escobero.

Por fortuna, desde el Área Metropolitana y las alcaldías de Medellín y de Envigado existe un compromiso para conservar el hábitat de estas especies, conocer más sobre ellas y educar a los ciudadanos para que se comprometan con su cuidado.

La compra de predios, la restauración de los bosques, los inventarios de fauna y flora son algunas de las medidas tomadas por Medellín y Envigado, por su parte, ya cuenta con un Sistema Local de Áreas Protegidas con el que se salvaguardan más de 3.300 hectáreas de este municipio.