¿Cómo lidiar con la ansiedad y el estrés?

¿Cómo lidiar con la ansiedad y el estrés?

3 de octubre del 2016

Hay muchos estudios médicos que demuestran que uno come más por ansiedad que por verdadera hambre, y quienes padecen este problema en forma aguda lo saben perfectamente. La ansiedad va ligada a la parte emocional. Por esto, en el círculo que yo hago dentro de nuestro método de adelgazamiento hemos desarrollado complementos y tips para menguar los efectos de la ansiedad, y continuamente estamos investigando en añadir más elementos que la puedan combatir con eficacia.

La mujer primero que nada es un ser completamente diferente al hombre. La mujer maneja unos niveles de ansiedad determinados por el mero hecho de ser mujer. Las hormonas a veces juegan malas pasadas con estos ataques repentinos y si hay algo que se debe controlar en un proceso de adelgazamiento es la ansiedad.

Lea también: Alimentos con colágeno para cuidar la piel

¿De qué depende la ansiedad de la mujer? Pueden ser muchas cosas, si se pelea con el esposo, si tiene problemas con los hijos, si tiene un desengaño amoroso. Por todo ello, la clave es que entiendan que no hay que estarse flagelando, sino buscar las opciones idóneas que hay para cada mujer.

Uno de los tips que suelo dar con mucha frecuencia y muy casero es el de masticar hielo, suele reducir bastante la ansiedad y lógicamente el agua del hielo no nos aportará caloría alguna.

Tips contra el estrés

Es una de las enfermedades más traicioneras de los tiempos modernos, capaz de mermar calidad de vida y salud a partes iguales. ¿Qué podemos hacer? Veamos unos sencillos tips.

1.- Dormir bien y suficiente

Dormir las horas correctas, 8 o mínimo 7 según algunos casos. Un adecuado descanso permite que el cuerpo se recupere del esfuerzo diario. Una pequeña siesta si se puede, así sea un reposo de 20 minutos luego del almuerzo es algo que el cuerpo va a agradecer.

2.- Movernos

Basta así sea una caminata diaria. Practicar deporte mejor todavía por lo menos durante unos treinta minutos tres o cuatro veces a la semana. No importa si se hace en la mañana o en la tarde, lo verdaderamente importante es hacerlo. No sólo por prevenir el estrés y mejorar el estado de ánimo, también porque este tipo de actividades ayudan a tener un mejor funcionamiento de todo el organismo, especialmente el sistema cardiovascular.

3.- Hidratarnos

Consumir abundantes líquidos, especialmente agua y jugos sin azúcar. Cuando el organismo recibe la hidratación adecuada es posible calmar los nervios y la ansiedad, además la piel adquiere un aspecto terso y suave.

4.- Ser tolerantes

Aprender a manejar todo tipo de relaciones. Siempre habrá situaciones en nuestro entorno familiar que puede perjudicar nuestra paz diaria, hay que ser tolerantes con este tipo situaciones, especialmente para no perder el control cuando se presente un intercambio de opiniones, ya sea con algún familiar, amigo o compañero de trabajo.

5.- Un baño antes de dormir

Un hábito muy recomendable. Al llegar a la casa después de una larga jornada laboral, o un rato antes de dormir, un baño le ayudará a disfrutar de un merecido descanso. Esta es una costumbre que puede ser de gran ayuda para relajarse y descansar con tranquilidad.