12 claves para lidiar con un jefe tóxico

12 claves para lidiar con un jefe tóxico

24 de enero del 2017

Un jefe tóxico está por todas partes y huir de ellos es bastante complicado cuando el puesto y el dinero se necesitan. Es imposible no sentirse estresado cuando su mal carácter contamina el ambiente o cuando irrespetan los tiempos libres de sus empleados, y peor aún, cuando el salario no es para nada proporcional con las exigencias laborales. Todo esto y mucho más contribuye al famoso estrés laboral.

Kienyke.com habló con la psicóloga Maria Fernanda Melo González y con Álvaro Romero,  director del Programa de Medicina de la Universidad de la Sabana, para que dieran algunas claves que funcionan en contra del estrés laboral ocasionado por un jefe tóxico.

Lea también: El insomnio, el estrés laboral y las gaseosas pueden matarlo

¿Cómo lidiar con un mal jefe? 

En primer lugar, Maria Fernanda recomienda:

1. Llegar a un acuerdo con el jefe para el cumplimiento de horarios. “A nadie le gusta quedarse más tiempo del debido en el trabajo, es importante aclarar esto para evitar conflictos”. Además, en el contrario debe estar la constancia de la cantidad de horas diarias que se deben laborar y no hay por qué obligar al empleado a trabajar más, y menos si no se le reconocen horas extras.

2. Acudir al Comité de Convivencia Laboral. De acuerdo a  lo dicho por la experta, el empleado debe acudir al comité cuando no se sienta satisfecho con alguna situación con sus compañeros o con su jefe y entre todos encontrar una solución.

3. No abrir correos o ver los grupos de WhatsApp cuando no se está en horarios laborales.

4. Aprovechar las reuniones para hablar del clima laboral. “Es importante que si más de un empleado se siente incómodo con la actitud de su jefe lo manifiesten en conjunto en este tipo de reuniones”, recomienda Maria Fernanda.

5. Desde el comienzo tener las cosas claras con el jefe. “Desde el principio se deben aclarar los horarios, la cantidad de horas de trabajo y todo este tipo de cosas para que luego no existan malos entendidos”.

6. Tener pausas activas para liberar el estrés.

7. Aplicar la Programación neurolingüística. Esta estrategia de comunicación y desarrollo personal para que los empleados le estén informando a sus jefes sobre sus logros en la empresa, Maria Fernanda dice “Es como un recordatorio para más adelante decirle al jefe’ téngame en cuenta para esto o para lo otro'”.

Por último la psicóloga resalta que es necesario para el clima y la cultura organizacional que tanto la empresa como el empleado se sientan a gusto.

“Es algo de parte y parte, es necesario que cada empleado reflexione sobre su labor y mire si en realidad está haciendo las cosas bien o se está dejando llevar por las emociones. La empresa por su lado también debería hacer actividades de integración para que todos compartan un rato divertido”. 

Además: ¿Cómo lidiar con la ansiedad y el estrés?

Que comer cuando este estresado

No sacrificar los espacios vitales 

Por su lado, Álvaro Romero concuerda con algunos de los tips de Maria Fernanda y agrega otros más:

Para el director del Programa de Medicina de la Universidad de la Sabana los problemas debe existir, la tarea está en enfrentarlos y resolverlos. El propone los siguientes tips para lidiar con un mal jefe:

8. El trabajo no lo es todo. Es necesario tener espacios muertos en el trabajo, un momento para aislarse y respirar un poco.

9. No renunciar a los tiempos libres. “No se puede renunciar a las horas de alimentación, de sueño, vacaciones, o fines de semana. Si nuestro jefe nos llama a hora de almuerzo y de inmediato corremos a él, le estamos dando el mensaje de ‘haga lo que quieras con mi tiempo’, si por el contrario le decimos, ‘qué pena jefe estoy almorzando en un momentico con mucho gusto voy’ el mensaje será de ‘respéteme'”, dice Romero.

10. No sacrificar las relaciones sociales. Así sea tomar un café con los compañeros de trabajo después de salir de la oficina, es importante. Salir de fiesta, verse con los amigos, con la familia, mantener vivo el círculo social es vital para ensimismarse y aumentar el nivel de estrés.

11. Darse su lugar. “Sin ser conflictivo ni grosero y mucho menos con ánimo de perder el puesto, es importante que el empleado le haga notar a su jefe cómo se siente y darse su lugar cuando la situación lo requiere”, resalta Romero.

12. Señalar las necesidades no satisfechas. Todas las personas que se sienten estresadas por su jefe deben manifestar las necesidades básicas no satisfechas para que empiece a cumplirlas”.

También le puede interesar: ¿De qué se enferman los trabajadores colombianos?

El experto concluye que es necesario más que todo proteger los espacios vitales, “ningún jefe debería molestar a su empleado en su tiempo libre puesto que a éste seguramente no le estarán pagando para trabajar 24 sobre 7. Todos debemos hacer respetar nuestra individualidad”.

Maria Fernanda Melo González concluye diciendo “No olviden sonreir, la risa es la mejor clave para un buen ambiente laboral”.