¿Qué dice el papa Francisco sobre la comunidad LGBTI?

Foto: Shutterstock

¿Qué dice el papa Francisco sobre la comunidad LGBTI?

29 de agosto del 2017

El argentino, Jorge Mario Bergoglio ascendido a máximo pontífice de la Iglesia católica en 2013, se ha mostrado ante los medios y ante la comunidad creyente como un papa benévolo y abierto a los temas de conflicto en la actualidad. De cierta manera, es una personaje flexible en sus entrevistas y declaraciones.

Uno de los temas más recurrentes en estos momentos, es  la teoría de género, que por ejemplo, en Colombia, causó y sigue provocando polémica, debido a su conexión y tratamiento por la comunidad LGBTI. Teniendo en cuenta la coyuntura ¿qué es lo que piensa y cuál es el comportamiento del papa Francisco ante esto?

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Debido a la historia antagónica que han sostenido, a lo largo de los años, el mundo católico y la comunidad LGBTI, esta última teniendo el papel de minoría, se ha victimizado constantemente a los integrantes de esta, por parte de los católicos debido a su régimen que poco cambia. 

Dicho esto, en una gran variedad de ocasiones, los medios le han pedido su postura al Papa Francisco frente a esta temática. Esencialmente, Bergoglio declaró hace un tiempo que la Iglesia católica debería pedir disculpas a la comunidad, “Creo que la Iglesia no solo debe pedir disculpas a una persona homosexual que ofendió, sino que hay que pedir perdón a los pobres, a las mujeres que han sido explotadas, a los niños obligados a trabajar, pedir perdón por haber bendecido tantas armas… El catecismo dice que no deben ser discriminados. Deben ser respetados, acompañados pastoralmente”.

“¿Quién soy yo para juzgarla?”, también expresó el Papa Francisco en una entrevista hecha por el vaticanista italiano Andrea Tornielli. Comenta que, si la persona es gay y está interesada en buscar al Señor y está dispuesta, no se debería juzgar, sino acompañar y guiar por un camino que busque la misericordia y buena voluntad, ya que Dios, según Francisco, ama a todas las criaturas.

Pero no todo es cordialidad y comentarios positivos en esta historia. La otra cara de la moneda, es esa en la que se critica a la iglesia católica por no permitir que una persona haga la carrera sacerdotal si es homosexual o apoya o pertenece a la cultura gay. Debido a la actualización de un decreto que pertenece a las Normas Básicas para la Formación Sacerdotal y publicado en el diario oficial católico, llamado L’Osservatore Romano, el cual restringe la capacitación a causa de la sexualidad del practicante.

Esto, claramente, es un punto avalado por el máximo pontífice. Miembros líderes de comunidades católicas progresistas como, Francis de Bernardo del Ministerio de las Nuevas Formas, sostiene que el Papa Francisco tiene mucho que explicar y de la misma manera, declara “su aprobación de este texto es una desilusión para mucha gente, lesbianas, gays, bisexuales, personas transgénero y heterosexuales, que tenían grandes esperanzas en el pontificado”. Asimismo, Marianne Duddy-Burke, de DignityUSA, declara que esto es muy decepcionante y tremendo insulto para los miles de homosexuales que sirven como sacerdotes.

Ahora un tema más delicado y profundo, directamente de la teoría de género, la transexualidad o público transgénero es otro tema en boga, al que al Papa Francisco también se le ha pedido expresarse.

Bajo el mismo concepto mencionado anteriormente, el pontífice menciona que se debe hacer un seguimiento con aceptación e integridad, sin ningún animo de vulnerar o marginar. Todo suena bonito hasta que menciona lo siguiente respecto a lo trans: hace referencia a un caso expuesto por un padre francés, que sentado en una mesa para comer con una familia tradicional católica, le pregunta al niño menor que tiene 10 años, ¿y tú qué quieres ser cuando grande? A esto, el menor responde “yo quiero ser una chica”. Francisco expone que en el colegio del infante se enseña la teoría de género y dice “una cosa es que una persona tenga esta tendencia, esta opción e incluso que cambie de sexo, y otra cosa es hacer la enseñanza en la escuela, en esta línea, para cambiar la mentalidad. A esto yo llamo colonizaciones ideológicas”.

Esto deja mucho qué decir, demuestra que el Papa Francisco no está del todo sumergido en las bases fundamentales ideológicas de la comunidad LGBTI, que está dispuesto a aceptar de una forma superficial pero no de lleno, que quiere acompañar pero bajo ciertas condiciones.