Cinco países donde no se celebra la navidad

Cinco países donde no se celebra la navidad

24 de diciembre del 2016

La navidad se ha destacado por ser una celebración que se encarga de reunir a la familia, es el amor en su máxima expresión para niños y para adultos, donde se encuentran todos a celebrar de una manera amistosa y llena de amor en una fecha que muchos esperan durante todo el año.

Sin embargo, no todo es felicidad en esta fecha, porque en algunos países, principalmente en oriente, están regidos por una cultura o religión diferente, imponiendo a sus habitantes la no celebración de este momento tan especial para otros.

El quinto país de la lista es Israel. A pesar de que allí no se censura la navidad, se ignora totalmente debido a que tiene sus propias celebraciones. Allí se celebra la fiesta de luces o mejor conocida como ‘Janucá’, una celebración que dura ocho días y que consiste en prender un candelabro de nueve brazos (uno por cada día más uno adicional).

Lea también: ¿Sabe usted en dónde está Papá Noel en este momento?

En cuarta posición aparece Argelia, un país que en su mayoría son seguidores del Islam, religión en donde no existe la navidad y mucho menos la celebración. Allí tampoco se prohíbe celebrarla pero jamás se observará las ciudades vestidas de rojo y verde debido a que estos días son normales para ellos.

El tercer país en donde no se celebra la navidad es Brunéi, un pequeño territorio ubicado al sur de asía en donde el Islam también hace parte de la religión oficial del país. El mandatario del país el sultán Muda Hassanal Bolkiah ha prohibido la celebración de la navidad con el fin de proteger la religión musulmana. Las personas que violen esta ley se  verán enfrentados a ser encarcelados hasta por cinco años, aunque este decreto no incluye a los cristianos.

Le puede interesar: Así luce hoy ‘Jamie’, protagonista de “El regalo prometido”

En la segunda posición aparece Nepal, país que hace ocho años declaró la navidad como una fiesta nacional cuando este se convirtió en un estado laico. Sin embargo, insólitamente el país retiró esta festividad por la creciente demanda de celebraciones que presentaba en el calendario.

Así, llegamos a la primera posición, un lugar que ocupa Corea del norte y que es el país más preocupante. Allí hasta los cristianos se ven afectados ya que no se permiten ningún tipo de celebración, a los individuos que lo hagan se les considera como ‘hostiles’ enfrentándose a ser torturados y hasta ejecutados públicamente.