Jairo Varela, el chocoano que le compuso un nuevo himno a Cali

Foto: Wikipedia

Jairo Varela, el chocoano que le compuso un nuevo himno a Cali

8 de agosto del 2017

Aunque hace cinco años Jairo Varela dejó la tierra, su espíritu romántico aún nos acompaña. Jairo Varela Martínez nació el 9 de diciembre de 1949 en Quibdó, Chocó, su pueblo natal al que le cantó en tantas oportunidades.

Su familia estuvo conformada por el comerciante antioqueño Pedro Antonio Varela Restrepo; y la escritora y poetisa chocona Teresa de Jesús Martínez Arce. De este matrimonio nacieron seis hijos: tres mujeres y tres hombres.

Jairo fue músico, cantante, director y compositor del grupo Niche. A los ocho años tuvo su primer contacto con la música cuando creó la agrupación La Timba en el barrio Roma de Quibdó.

Varios historiadores señalan que la habilidad comercial y talento artístico de Jairo la heredó de su abuelo, Heladio Martínez Vélez. Considerado como uno de los primeros industriales de raza negra en Colombia.

Su infancia, pubertad, adolescencia y parte de su adultez la vivió en Quibdó. En los años 70’s se trasladó con su familia a Bogotá para buscar mejores oportunidades. En 1979 comenzó la más grande orquesta de salsa que pudo existir en Colombia; El Grupo Niche.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

‘Difícil’ y ‘Atrato viajero’ fueron sus primeras composiciones; estas las grabó en el tercer disco del grupo en Nueva York con el nombre de ‘Atrateño’, que tuvo un relativo éxito.

La fecha exacta en la que nació el grupo fue en 1980 en el piso 13 de un edificio de la carrera séptima con calle 18 de Bogotá. La presencia del municipio de Quibdó estuvo desde el principio en la orquesta, sus primeros integrantes eran de allí.

Medellín y Cali se convirtieron en referentes de la salsa en el mundo. Finalmente, Cali le ganó el primer puesto; no solo por los grupos, si no por toda la cultura ligada a la salsa. Sus eventos artísticos, discotecas y su particular forma de bailar.

El sencillo ‘El pasito’, forjó el camino del éxito. Después llego ‘Buenaventura y Caney’ y ‘Mi mamá me ha dicho’. Este segundo álbum se realizó cuando Varela ya había decidido radicarse en Cali, ciudad que reconoció como su segunda tierra natal.

El disco ‘No hay punto malo’ fue el que catapultó al grupo Niche como la agrupación musical de culto entre los salseros. Además, en la producción se creó el himno que identifica a Cali, la capital mundial de la salsa frente al mundo. ‘Cali Pachanguero’.

Además, Jairo logró posicionar al Grupo Niche internacionalmente. Nueva York fue una de las ciudades en la que dejó huella. La orquesta se convirtió en la exponente de la salsa colombiana en el mundo.

Las composiciones de Varela fueron interpretadas por las voces de Moncho Santana, Charlie Cardona, Javier Vásquez, Willy García, Álvaro del Castillo y Tito Gómez y Osvaldo Román, entre otros.

En 1989 la banda hizo la primera gira a Europa. Se presentó en Francia, Inglaterra, Alemania, Suiza y España. Un año después, Televisa, planeó la primera gira de Niche en México.

Inicialmente se planearon 4 giras promocionales, pero era tal el éxito de la orquesta que los conciertos se tuvieron que extender. En total fueron 16 presentaciones con llenos totales.

En esa época, desafortunadamente en Medellín y Cali el narcotráfico era el pan de cada día. Varela fue investigado en varias ocasiones por sus presuntos nexos con el Cartel de Cali.

Él siempre se defendió alegando que era una persecución por parte de la élite política de Cali. Pues al parecer ellos no entendían como un cantante negro podía tener tanto éxito financiero.

A Varela lo capturaron y confinaron en la cárcel por acusaciones de sostener relaciones con el narcotráfico, hecho que nunca se le pudo confirmar. Esto ocurrió en 1995, cuando llegó de una gira de EE. UU. y lo acusaron de enriquecimiento ilícito.

La condena fue de 66 meses, (5.5 años) de cárcel, volvió a la libertad en 1999. Del tiempo en el que estuvo privado de la libertad nació una extensa lista de composiciones. ‘A prueba de fuego’ fue la composición que sobresalió pues fue su desahogo de la situación que vivió.

En 1996 Jairo conoció a su esposa Damaris de Diego. Damaris fue elegida señorita Chocó en 1994 y con el cantante se convirtió en una empresaria. Luego de la muerte de Jairo empezó una pelea legal por el legado empresarial y musical del maestro con los hijos de Varela.

Álvaro Cabarcas, mejor conocido como ‘Pelusa’, que fue pianista del grupo durante 10 años opinó:

El grupo es un legado, durante los últimos 10 años, Jairo Varela preparó a su hija Yanila Varela en sus funciones como Manager del grupo. Ella es la encargada de acompañar al grupo, de negociar las presentaciones, de comprar los pasajes, de pagarle a la orquesta. Ella es quien maneja Niche Enterprices en Estados Unidos

El 3 de septiembre de 2007 Jairo sufrió un infarto y lo intervinieron quirúrgicamente. A pesar de las recomendaciones médicas, Varela no bajó de peso. En total Varela grabó 60 producciones y más de 60 músicos pasaron por su agrupación.

Una de las pasiones de su vida fue América de Cali, equipo al que le compuso el ‘himno de fe y alegría’ en 1992.

El 8 de agosto de 2012, después de las dos de la tarde, Jairo Varela falleció tras sufrir un infarto cuando estaba en su apartamento en el sur de Cali. El maestro tenía 63 años. Dejó a su esposa, cuatro hijas y su único hijo Juan Miguel.

La despedida de Jairo Varela fue un concierto al que asistieron unas 8.000 personas en una tarima frente al palacio municipal de Cali. Santiago de Cali le rindió homenaje al creador del grupo Niche bautizando como ‘Jairo Varela’ a la ‘Plazoleta de la Caleñidad’.